Lo Sagrado

El interior del Temazcal representa el universo, el cosmos que es el arquetipo ideal a la vez de toda situación creadora y de toda creación, el cosmos es una obra divina; está santificado en su propia estructura. Por extensión todo lo que es perfecto, “pleno”, armonioso, fértil, en una palabra todo lo que está cosmificado, todo lo que se parece a un cosmos es sagrado.

Me ha parecido interesante dedicarle un punto a hablar del término sagrado para evitar confusiones. Cuando hablo de sagrado, me refiero a la perspectiva de sentirse uno con la naturaleza. De ese modo cualquier referencia que  haga a lo natural, a las relaciones y ciclos vitales con el medio, es una referencia a lo sagrado. De este modo pretendo romper cualquier tipo de confusión que el término sagrado pueda provocar.
La espiritualidad de los indios de América esta oficialmente reconocida y protegida por una declaración internacional dela Organización de las Naciones Unidas sobre los derechos religiosos.

La espiritualidad de los nativos norteamericanos es muy antigua. Expresa totalmente el afecto profundo e íntimo a la naturaleza. Esta espiritualidad se ha perpetuado contra toda adversidad para acabar simbolizando el respeto del hombre con su medio ambiente y su deseo de armonía con todas las otras formas de vida, con la globalidad de la creación, los Lakotas resumen todo esto en una fórmula “Mitakuye-oyasin” (por todas mis relaciones), de lo cual deducimos que todo es sagrado en esta cosmovisión.

Para esta teología indígena, el ser  humano es parte integral del universo y, a la vez todo el universo se encuentra contenido en cada ser humano. Es la misma concepción que encontramos en las sociedades rurales europeas neolíticas. “El hombre se concibe como un microcosmos. Forma parte de la creación de los dioses; dicho de otro modo: reencuentra en sí mismo la santidad que reconoce en el Cosmos.” Mircea Eliade

El nacimiento y la muerte son transmutaciones energéticas en un ciclo continuo, se nace para morir y se muere para nacer. En contraposición de la visión occidental materialista donde:

 “(…) el tiempo no puede presentar ni ruptura ni misterio: constituye la más profunda dimensión existencial del hombre, esta ligado a su propia existencia,  pues tiene un comienzo y un fin, que es la muerte el aniquilamiento de la existencia.” Mircea Eliade

En cambio en la tradición del ritual del Temazcal el tiempo supone:

“Los ritos iniciáticos implican un cambio a nivel ontológico que se puede representar simbólicamente en la muerte y la resurrección. Se tenían en lugar específico, oscuro, cerrado; se tenían en las grutas, por constituir la iniciación, un regreso al útero y renacimiento al mundo después de haber conocido la parte oculta del cosmos y de si mismo. En la tradición del Temazcal se revela un simbolismo no dicho, no consciente. La relación entre la forma y su significado, el antiguo conocimiento sobre el que se fundamentaba el ritual cayó en el olvido, los hilos de la memoria se han cortado tras los siglos de persecución religiosa y de “aculturización”, pero el simbolismo aún se expresa. A pesar del olvido, varios médicos tradicionales y algunos ancianos que se dedican a la práctica del baño conocen la tradición y sus significaciones. Es un simbolismo que influye en el sentido común, en las creencias y en los tratamientos que se asocian a la práctica del Temazcal.” Lillo Macina, Vicenza

Según esta visión, hemos de tener en cuenta que materia y energía, vida y muerte, salud y enfermedad son dos caras de la misma moneda, la unidad universal que debe mantenerse en armonía para el desarrollo integral del potencial humano. “Al efectuarse un rito se actualiza la creación del mundo, el participante se vuelve contemporáneo del acto de creación”Hernández, Guillem

Para el mundo indígena, la vida es don sagrado; por lo tanto el Temazcal es un recinto donde lo divino, es un componente imprescindible desde sus orígenes, que responde al orden de sentirse y de recuperar la conciencia de que formamos una única unidad con todo lo que nos rodea. Se podría decir, que el concepto de sagrado alude a una visión del universo de tipo cosmocéntrico, donde los fenómenos naturales se ubican en un contexto de relación del hombre con la naturaleza, confiriendo la categoría de sagrado a cualquier acto cotidiano. De este modo, se vive con la aspiración permanente del ser con el universo, integración que solo se logra mediante una relación armónica del hombre con la naturaleza.

“(…) lo sagrado es lo real por excelencia, y a la vez potencia, eficiencia, fuente de vida y de fecundidad. El deseo del hombre religioso de vivir en lo sagrado equivale, de hecho, a su afán de situarse en la realidad objetiva, de no dejarse paralizar por la realidad sin fin de las experiencias puramente subjetivas, de vivir en  un mundo real y eficiente y no en una ilusión. Mircea Eliade

Y desde esta perspectiva de lo sagrado, es como se percibe el mundo en el ritual del Temazcal: “El Mundo se deja captar en tanto que mundo, en tanto que Cosmos, en la medida en que se revela como mundo sagrado.” Mircea Eliade

Aprendiendo a rezar desde el corazón, dando las gracias y pidiendo aquello que necesitamos para mejorar nuestra vida y la de los demás va transcurriendo la ceremonia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s